NY – La Quinta Avenida

Estándar

Ahora sí, ya se hizo de día. ¿Qué es lo primero, lo indespensable, lo que no puedes perderte en NY?

Salimos del hotel, en la 41 con Madison. Cruzamos hasta la siguiente calle al oeste: ¡y ya estamos en la Quinta Avenida!

Ahora sólo tenemos que empezar a andar hacia el norte, subimos por la acera este (¡derecha! pero aquí todo va así: lado este, oeste, norte…), y luego, cuando llegamos a Appel, en la esquina con Central Park, de vuelta al hotel por la acera oeste para descargar las compras.

Armani, Prada, Bulgari, Bottega Veneta, Tiffany&Co, Zegna, Cartier, Versace… ¡Esto es vida!

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

NY – Bienvenidos a la City

Estándar

La primera impresión al salir de paseo por NY para buscar algo donde cenar, a las 12 de la noche, es que esta es una ciudad impresionante, pero que engulle a mucha gente. Supongo que debo explicarme.

Llegamos aquí un lunes por la noche. Salimos del hotel que son más de las 12 para buscar algo donde cenar. Y las calles están vacías, montones de bolsas de basuras apiladas a lo largo de las aceras, pero he dicho montones, a la americana. Ya sabéis que aquí todo es a lo grande.

Lee el resto de esta entrada

SFO – Lo más

Estándar

La “joie de vivre”

Sus gentes tienen un ritmo y una actitud que me recuerda lo que los franceses llaman la “joie de vivre”. Hospitalidad, serenidad, lentitud. Te hablan con una tranquilidad y una serenidad, parece incluso que piensen en aquello que están diciendo y también en lo que van a añadir a continuación. Te reciben con una sonrisa y con palabras amables, pero no me refiero a los amigos, qué menos, sino a cualquiera con quien entables conversación.

El Golden Gate

Imponente. Está a todas horas plagado de turistas, pero no por ello pierde su presencia ni su dignidad. ¡Tú sí que vales!

Lee el resto de esta entrada

SFO – Lo menos

Estándar

El Fisherman’s Wharf y su excesiva turisticidad

Como todo cuanto ha sido corroído y corrompido por el turismo exacervado, el Fisherman’s debió de ser un lugar encantador… pero ya poco queda de ello. Cuesta imaginarse ese precioso muelle de madera vieja que se aboca a la Bahía sin la legión de turistas llenando todos sus rincones, turistas llegados de cualquier parte del mundo, todos en pantalón corto, calzado cómodo y sudadera con capucha y con el rótulo de San Francisco en el pecho, entrando y saliendo como posesos de los bares, restaurantes y tiendas de suvenirs que copan todos los locales del muelle.

 

Lee el resto de esta entrada

Nueva York – Impone su ritmo

Estándar

Pues sí, llevo varios días desconectada, pero es que…  ¡¡Ya estamos en New York!!

Y ya sabéis que lo de los cambios de horario no es mi fuerte. Y no es sólo por el cambio de horario, que me quedo fuero de juego, sino que llegas a un lugar nuevo y te has de reubicar, además de en tu nueva franja horaria, en:

– Concretar el plan de turisteo, que al fin y al cabo para eso hemos venido aquí.

– Centrar el entorno tecnológico, que aunque estoy más que fashion con mi blog, y que todos andamos de sobrados con la tecnología y las redes, luego llegas y resulta que las wifis son de lo más señoras y no se dejan abordar así como así, casi que hay que domarlas; las baterías de todos estos bichos que usamos -ordenador, cámara, móvil…- son caprichosas y siemprete sorprenden en el momento menos previsto; y el ordenador cuando vas de vacaciones es como el lavabo, que sólo hay uno para cuatro. Vaya, que hasta que no instalas tu campamento tecnológico y lo estabilizas, te pasan unos días.

Lee el resto de esta entrada

Cartelería made in USA

Estándar

Cada país tiene su cartelería propia, aquí hemos hecho una selección de muestra, algunos son realmente entrañables.

“Denuncia a los conductores borrachos. Llama al 911”, este cartel lo encuentras en todas las autopistas, y también en carreteras.

La verdad es que no hemos tenido la oportunidad de hacer la llamada.

*** Lee el resto de esta entrada

Emergency – falsa alarma

Estándar

Bueno, esta emergencia que os voy a contar es bastante más nuestra y particular que la del otro día. Es resultado de nuestra falta de americanidad.

Resulta que aquí las casas son enteramente de madera, cosa a la que no estamos habituados y por tanto no tenemos la prevención por lo que esto supone. A diario vemos en las noticias problemas con incendios en casas.

Lee el resto de esta entrada